Estos alimentos son legumbres y no lo sabías

Tienda Gastronómica

Estos alimentos son legumbres y no lo sabías

Existen distintos tipos de legumbres. Las más conocidas son las lentejas, y garbanzos. Pero, ¡hay muchas más!

Las legumbres son alimentos bajos en grasa y fuente de proteínas y otros nutrientes, que han sido, junto con los cereales, la base de la alimentación humana durante mucho tiempo. Pueden conservarse por largo tiempo e incluirse en preparaciones muy variadas, ya sea guisos, en forma de harina, hummus o snacks.

Dentro de las legumbres, podemos encontrar distintos tipos. Las más conocidas son las lentejas, y garbanzos. Pero, ¡hay muchas más! Aquí te contaremos de otros alimentos que también forman parte de este grupo.

Soja

¿Sabías que la soja es una legumbre? Es una planta de la familia de las leguminosas que se ha usado tradicionalmente para preparar aceite o leche, por ejemplo. En los últimos 20 años, su consumo se volvió muy popular.

Aunque contiene 37 gr de proteínas cada 100 de legumbre (el doble que la carne y cuatro veces más que la leche), al ser muy redituable en el mercado, muchos cultivos de soja son tratados con agroquímicos. Por eso, siempre es preferible escoger alimentos orgánicos.

Cacahuete

¿Te imaginabas que el cacahuate (maní) era también una legumbre? ¡Pues lo es! Lo que sucede es que, al contener más grasa que otros alimentos de la familia, se consideran un fruto seco.

Los cacahuetes son ricos en vitaminas, proteínas, fibra, magnesio, hierro, zinc, fósforo, potasio, calcio, ácido fólico, grasas saludables, entre otras propiedades nutricionales.

Algarroba

La algarroba también es una legumbre que muchos emplean, en forma de harina, como sustituto del cacao. Tiene un sabor dulce y propiedades nutritivas y energéticas. Además, aporta hierro, calcio, magnesio, zinc, y potasio, hidratos de carbono, proteínas vegetales y ácidos grasos.

¿Cuáles son los beneficios de las legumbres?

– Aportan proteínas vegetales, tantas o incluso más por unidad de peso que la carne.

– Son una fuente de fibra. Por eso ayudan al funcionamiento del sistema digestivo, y a aumentar la sensación de saciedad. Así, ayudan a controlar y combatir la obesidad.

– Son ricas en hidratos de carbono complejos. Por eso, tienen un bajo índice glucémico, evitando las subidas bruscas de azúcar en sangre, previniendo el desarrollo de diabetes tipo 2.

– Contienen minerales esenciales como hierro, calcio, fósforo, magnesio, y potasio.

– Aportan vitaminas A, C, D, E, K, ácido fólico y antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades.

– En su forma natural, poseen poco sodio, siendo recomendadas para personas que llevan este tipo de dienta.

 La grasa que aportan es saludable.

– No contienen colesterol, por lo cual ayudan a protegen el corazón.

– Son adecuadas para celíacos pues no contienen gluten.

Importante: Debe aclararse que Bioguia no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguia no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes: Gciencia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reservados © 2019 Galanga / Desarrollado por Cuyuní Sistemas